¿Por qué los precios no reflejan el real coste de los productos?


Cuando vas un supermercado y compras un producto, pero que uno es eco-responsable y otro no, uno de los criterios de compra mas habituales es el precio.


Uno es más barato que el otro y cuando andas justo de dinero es completamente justo que uno razone por precios.


The Ecology of Commerce

Pero hace unos días estuve leyendo un libro muy interesante que se llama “The Ecology of Commerce” de Paul Hawken.

Este economista le ha dado una vuelta muy interesante a lo que viene a ser el real coste de los productos que consumimos.


Con este libro me he dado cuenta que ese producto que no es eco-responsable, en realidad, puede que te cueste más este que el que si lo es… Pero, ¿cómo puede ser? ¡Veámoslo!


Los precios hoy en día


Los mercados tienen miles de procesos en los que colectan información sobre materiales, técnicas de producción, costes laborales, demanda y cuanto está dispuesta la gente a pagar por un producto.


También son resilientes y consiguen renacer de crisis importantes como pasó en 1929 o en 2008.

Pero vista la crisis medioambiental actual, la pregunta es la siguiente:

Si los mercados son tan eficientes, como puede ser que cuando se trata de medioambiente, sean tan ineficientes?

Paul argumenta:

Los mercados son muy buenos para fijar precios según la oferta y la demanda. Pero realmente son incapables de reconocer todos los costes.

Cuando se trata de contabilizar costes operacionales, o en otras palabras, de cuánto dinero hay que poner en la mesa para ofrecer un producto o servicio, ahi es cuando los costes son más que precisos. Ya que para que un producto o servicio sea viable tiene, al menos, que cubrir ese tipo de costes en su precio final. Pero si se trata de actividades que tienen algún impacto en el medio ambiente, no hay realmente herramientas contables para saber realmente cuál es el coste de estas.


Esto es la teoría pero, ¿cómo se refleja este problema en la vida real?



Un producto agroindustrial vs. uno eco-responsable

Si escogemos un producto, por ejemplo, una manzana, fresa, seta, lo que sea... Uno cuesta más caro que el otro simplemente porque los costes de producción divididos por el numero de productos cosechados son inferiores al de un producto eco-responsable.


Si el producto agroindustrial es, por ejemplo, un euro más barato es simplemente porque en los campos donde se cultivan utilizan pesticidas para evitar plagas y así maximizar su cosecha.


Por lo tanto asumamos que:


  • Ambos huertos cuestan 100€ (costes laborales, materia prima, infraestructura... etc)

  • Ambos tienes la misma superficie y capacidad de producción

  • El huerto agroindustrial produce 100 unidades al mes

  • El huerto eco-responsable produce 70 unidades al mes ya que sufre perdidas por plagas


Luego el coste de una unidad seria:


  • Huerto eco-responsable: 1,42€

  • Huerto agroindustrial: 1€


Obviamente, la ecuación más compleja que la que estoy utilizando pero esta simplificación permite entender mejor porqué un producto es más competitivo que otro.


Los costes que no ves pero que si pagas

Hay una serie de implicaciones a las que no prestamos atención pero que sí existen.

Los pesticidas tienen un impacto sanitario que no se ve reflejado en el precio pero que por ejemplo aquí en España si que pagamos indirectamente via la seguridad social. La utilización de pesticidas no solo contamina el medioambiente sino que también pone en riesgo la salud de los que trabajan en esos cultivos, los que viven en poblados adyacentes a los cultivos e incluso, por los residuos, a los que consumen los productos. Ahora tiene más sentido no?


Aunque esa manzana, fresa o seta de la agroindustria sea más barata, al fin de al cabo, via tu impuestos, te acaba costando más o menos lo mismo.

En su libro, Paul Hawken, sugirió como solución aplicar una "green tax" para esos productos paguen por los daños que causan en vez de que lo paguen los ciudadanos con sus impuestos. Pero hasta que eso sea una realidad, yo prefiero respaldar a agricultures que a duras penas hacen un trabajo responsable para garantizar la calidad de los productos que comemos. Por eso he decido comprar producto local y responsable.


Y no solo por conciencia, sino porque si cada vez somos más los lo hacemos, también ayudaremos a los agricultores, que se ven obligados a utilizar pesticidas para llegar a fin de mes, a ver que una alternativa menos intensiva y responsable es posible y viable.

0 vistas

Síguenos, comparte tu opinión, únete al movimiento:

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram

1 Carrer Del Plom

08038, Barcelona, España

622 929 342    

hello@thebasement.farm